paisajeSituación

La aldea de los Rubios perteneciente al término municipal de Granja de Torrehermosa se encuentra situada en la zona sureste de dicho término, a 12 Km de distancia.
Para llegar a ella desde nuestra localidad, podemos coger dos caminos: por pista y por carretera.

  • De Granja a la Cardenchosa de Azuaga por una pista, la cual parte desde la N-432 y está establecida en el cordel de San Blas con una longitud de 9 Km, pasando por:

El Encinar, Heredamiento y Arrendamiento, parajes que antiguamente se encontraban poblados de un gran bosque de encinas y que según cuentan los mayores era difícil ver los cortijos entre ellas.
El Juncoso y los Santiagos, que aún siguen conservando gran parte de aquellos encinares ya que es zona de monte, jara y retamas y que en algunas partes también posee zonas de cultivo de cereal y olivos.

  • De Granja de Torrehermosa a la Coronada ( aldea de Fuente Obejuna), por la Nacional 432 y llegando a ésta última nos desviamos a la Cardenchosa.

El camino, que antiguamente unía Granja de Torrehermosa con la aldea de Los Rubios, actualmente se encuentra en mal estado por no ser frecuentado. Los habitantes de la aldea lo usaban para traer los productos de sus huertas y ganados y poder venderlos en las poblaciones más cercanas.
La aldea se encuentra rodeada de lo que sería el comienzo de Sierra Morena al sur y hacia el norte de algunos llanos que se encuentran sembrados de cereales y olivos.

Historia

La historia de esta aldea es más bien breve, ya que desde su aparción hasta que fue deshabitada no transcurrieron más de 92 años.
Las primeras indicaciones que tenemos de que esta aldea empezara a funcionar y estar habitada se remonta al año 1.854 en la cual se encontraba como párroco D. Bonifacio García, estampando la primera partida sacramental de bautismo, el 23 de marzo de ese mismo año, dándole nombre a María Josefa Trimiño Santiago y el último (bautizado en la parroquia de la Purísima Concepción de Granja de Torrehermosa) Francisco Chacón Rincón, nacido el 11 de noviembre de 1.945 en la aldea.

Actividades

Como en casi todos los pueblos, las actividades típicas de esta aldea eran la agricultura y la ganadería.
En la ganadería, a través de cordeles y veredas, los pastores se desplazaban por toda Extremadura, según la época del año, llevando los ganados a pastar fuera de la aldea, aunque algunos sólo tenían una pareja de cerdos y algún cordero para el abastecimiento del año.
En la agricultura, la gente solía tener pequeñas huertas. Cuando tenían exceso de producción se desplazaban a Granja para vender estos productos.

También había un señor (Elías Paniagua) que tenía una pequeña bodega.

Población

La mayoría de los habitantes de la aldea solían tener buena casa, aunque algunos vivían en casas inferiores a 25 metros cuadrados, albergando hasta 7 u 8 personas, siendo una población joven y quedando dividida de la siguiente forma:

 

De 1 a 10 años de edad: 17
De 11 a 20 años de edad: 10
De 21 a 30 años de edad: 16
De 31 a 40 años de edad: 12
De 41 a 50 años de edad: 2
De 51 a 60 años de edad: 6
De más de 61 años: 4

 

Los apellidos más numerosos de la población eran: los Trimiño y los Paniagua , siendo los personajes más relevantes, el alcalde y una curandera que no residía en el pueblo, pero solía ir muy a menudo a hacer sus curas.

Monumentos y Establecimientos

Los lugares más frecuentados de la aldea eran:

  •  La Iglesia de San Bartolomé (conservada en buen estado hasta el año 60).

  •  La Escuela, situada al lado de la iglesia y conservándose hasta el mismo año.

  •  Una pequeña taberna, conocida como el bar de “La Pendeja”.

  •  Una vieja mina de plomo o carbón, de la cual no hay nada reflejado.

  •  Una noria, que abastecía de agua a los habitantes de la aldea.

Fiestas

La única fiesta que se celebraba era la de San Bartolomé, el día 24 de Agosto.
Como costumbre tradicional en los pueblos, antiguamente, la gente solía reunirse por las noches en la taberna comentando como había ido el día. Los fines de semana acudían los mozos que se encontraban con el ganado.

Proyectos realizados en Los Rubios durante 2001 – 2002

  • Con vistas al turismo rural, se ha construido un albergue, con capacidad para 24 personas en lo que antiguamente fuera; la Ermita de San Bartolomé y escuela

  •  Se ha creado una mínima infraestructura de saneamiento y agua corriente.

Proyectos para un futuro inmediato

  •  Instalación de placas solares para las viviendas y albergue. Las placas se reforzarán con grupos electrógenos de motor diesel.

  •  Promoción turística

  • Conseguir recursos económicos para continuar rehabilitándolo hasta su totalidad como “Pueblo Escuela”, lo que generaría indudablemente numerosos puestos de trabajo.

Visitas y rutas desde Los Rubios

Las personas que se decidan a pasar unos días en el albergue de los Rubios, podrán disfrutar sobre todo, de la naturaleza.

Cerca de la aldea, concretamente en el arroyo que sirve de límite a las provincias cordobesa y pacense, se puede disfrutar de unas vistas maravillosas. Para ello sólo hay que seguir el cauce de dicho arroyo. Encontraremos numerosas cascadas de agua y ruinas de antiguos molinos, además de variada vegetación.

Cercana a los Rubios, se encuentra la aldea de la Cardenchosa, perteneciente a Azuaga, en la que podremos visitar la iglesia de Nuestra Señora de la Paz (1550), de estilo gótico-múdejar con pinturas murales que ilustran buena parte de los muros del edificio.

Además, en los alrededores de ésta, podremos ver dólmenes, y en pleno casco urbano un menhir, que atestigua la importancia de este enclave en la época prehistórica.

El Albergue